Skip to content
Por qué debes evitar el Black Hat SEO

Por qué debes evitar el Black Hat SEO

Hoy queremos hablar nuevamente de SEO en el blog de Ingenia, y más concretamente de técnicas que debemos evitar a toda costa, como el Black Hat SEO, que son aquellas técnicas que pretenden manipular los algoritmos de los buscadores para tener más visibilidad en los buscadores.

Este tipo de acciones pretenden saltarse las directrices de los buscadores y encontrar oportunidades en sus debilidades estructurales, pero pueden tener graves consecuencias y sanciones. A la larga te traerán muchos dolores de cabeza, así que, mejor no usarlas.

Por contra, aquellas buenas acciones en SEO, las que sí están permitidas y trabajamos los profesionales en las agencias de marketing online, son conocidas como White Hat SEO. Y, a veces, existe una delgada línea entre lo permitido y lo no permitido, conocido como Grey Hat SEO, y es ahí donde algunos profesionales comienzan a trabajar, a sabiendas de que en un futuro sea muy probable que dichas técnicas se conviertan en Black Hat SEO y dejen de estar permitidas.

La importancia de trabajar desde la ética

La ética es lo que suele entrar en juego cuando se combinan acciones que implican ambas prácticas, las permitidas y las que conllevan sanción. No obstante, hay que tener presente que gran parte de las normas que permiten posicionar una web frente a otras, son creadas por grandes empresas privadas, con unos intereses particulares y una visión sesgada de lo que debería ser Internet.

Como consecuencia, todo ello forma parte de una red con ramificación que trascienden un escenario mucho mayor (conexión con otros servicios, obtención de datos, maleabilidad de usuarios, etc.)

Hay que tener siempre presente que las técnicas SEO son creadas con el propósito de posicionar y a veces pueden entrar en conflicto con otros aspectos tan importantes como la experiencia de usuario, la calidad de los contenidos, o la temática abordada en los contenidos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que al final, son los algoritmos de los buscadores los que deciden ordenar los resultados de búsqueda de una consulta según una lógica concreta, que se basa en valoraciones de unos criterios determinados entre las diferentes web que deben mostrar.

Principales técnicas de Black Hat SEO

Principales técnicas de Black Hat SEO

Como bien sabrás, el objetivo del posicionamiento, como la del Black Hat, es conseguir resultados a corto plazo, y las principales acciones que se toman para ello son:

Ocultar contenido con palabras claves

Esta técnica consiste en que pase desapercibido para el usuario una serie de contenido dentro de la página web, pero que sí sea tenida en cuenta por los motores de búsqueda. Aquí la imaginación es libre, y podemos encontrar desde usar textos con una tipografía muy pequeña, textos de color blanco sobre fondo del mismo color, incluirlo en los comentarios de etiquetado o usar scripts, etc.

Con todo ello conseguiremos aumentar la cantidad de contenido, aumentando el valor por número de páginas y por palabras claves.

Keyword Stuffing

Esta práctica se basa en usar de manera excesiva las palabras claves principales y a veces no tiene ni relación con el contenido con el que se enlaza. De este modo, puede usarse en listados e incluso muchos lo hacen en el propio pie de la web.

Cloacking

Este método requiere algo más de técnica, ya que consiste en mostrar un determinado contenido para los usuarios y otro diferente para los buscadores. Así, la versión para el crawler estará 100% optimizada para su parámetros de búsqueda. En cambio, el usuario accede a un contenido creado para él, por lo que no se percatará de lo que está sucediendo.

Contenido duplicado

Otra técnica consiste en copiar contenido de otras páginas web. Para ello, existen scripts que permiten hacerlo de manera ágil y publicarlo en poco tiempo, pero Google, al indexar todo tipo de textos, sabrá la fecha de indexado de ese contenido y no tomará en cuenta el nuestro.

Link buiding

Mención especial merece el link buiding, ya que un mal uso de los enlaces entrantes (comprar enlaces, recibir enlaces de sitios penalizados, utilizar software de automatización de enlaces, etc.) nos puede traer penalizaciones.

Para saber que en tu página web no se ha llevado a cabo acciones de Black Hat SEO o sufres alguna penalización, el mejor método es hacer una auditoría web y comprobar así en qué estado se encuentra.

Podemos utilizar diferentes herramientas del mercado que permiten auditar la web de manera muy sencilla, haciendo un análisis completo y recibiremos alertas regulares si así lo queremos en el correo con informe de errores y acciones de mejora.

Por ello, te recomendamos que apuestes siempre por enlaces entrantes de calidad que pueden disparar tu visibilidad en Google. Y si quieres hacer alguna acción para conseguir más enlaces, lo mejor es que valores si puedes contratar los servicios de un profesional, que será quién mejor pueda asesorarte para ayudarte a que tu página consiga más visibilidad en los buscadores. Y por supuesto, no compras, intercambies o trates de generar enlaces por el mero hecho de tener un mayor número.

El mejor trabajo SEO es el que puedes hacer a diario, generando un contenido de calidad y atractivo para tu público objetivo, que le sirva, lo comparta en sus redes y te recomiende a sus seres queridos. Por ello te aconsejamos que siempre cuides la experiencia de usuario, no hay nada mejor como causar una buena impresión.

Entradas recientes

Síguenos

¿A qué esperas para tener un negocio online?

Queremos que tu empresa avance

Abrir chat